En solidaridad con la Fundación para la Cultura Urbana

Fundación para la Cultura UrbanaAyer le cambiaron la cerradura a la Fundación para la Cultura Urbana, sacaron al personal y se creó un vacío en el quehacer cultural del país, de la noche a la mañana. La sensación es cortazariana. El país es una casa tomada cada vez más. Un día de estos estaremos fuera de todo y ni sabremos por qué ni cómo llegamos allí de forma tan sosegada y sumisa.

Había escrito acá otras cosas pero creo que Roberto Echeto en su blog y Fedosy Santaella en el suyo, explican mejor que yo los sentimientos y las reflexiones que nos invaden al respecto.

La cultura venezolana repudia lo que se le hace a esta Fundación pero en general creo que repudia todo abuso, todo vilipendio producto del investíguese, exprópiese, encarcélese o un simple no me gusta del presidente. Su dedo que apunta a capricho comandado por alguna epifanía momentánea causa desgracia y temor, porque ha significado la ruina de empresas y familias, pérdida del sustento de mucha gente. Las razones siempre caen en lo mismo: eran unos capitalistas o unos burgueses, o era un jueza/funcionario desobediente, una finca de un oligarca, un canal de un oligarca, una radio de un oligarca, una casa de bolsa especuladora de un oligarca. Y todo el mundo preso mientras se consiguen pruebas, sin juicios, sin respeto a los procesos legales ni la constitución que ya no garantiza ningún derecho porque es letra muerta.

Quizás desaparezca la Fundación para la Cultura Urbana, pero quedará la leyenda, sus libros se convertirán en incunables lo mismo que los de las otroras refulgentes editoriales Monte Avila y Ayacucho. Bajo esa aura de mito posible surgirán otras iniciativas. Dependerá de nosotros.

De la rabia no nace nada constructivo. Y esta rabia contra el refinamiento que otorgan el arte, la cultura y la construcción intelectual sólo es producto de una profunda ignorancia y un resentimiento insuperables.

Esperemos que de alguna manera se pueda salvar a la Fundación, que legalmente al parecer no pertenece a Econoinvest. Pero no se sabe, aquí cuando el supremo y soberano presidente decide que quiere algo, con apuntar con ese dedo suyo tiene.

Para firmar el comunicado de apoyo mandar un correo a solidaridadfcu@gmail.com con nombre y número de cédula, o firmar acá: http://solidaridadfcu.blogspot.com/2010/07/contra-la-clausura-de-la-fundacion-para.html

Anuncios