Encontrar, recuperar el respeto

Más o menos esto es lo que dice Noel Pernía en este artículo, El sueño dorado de Malula, que encontré hoy en Noticias 24. Vale la pena leerlo, aunque al parecer los comentaristas, en su mayoría, no lo hicieron.

El artículo habla de la traición de aquellos que encumbrados en el gobierno se han olvidado de su compromiso moral con el pueblo que los eligió convirtiéndose en una aberración corrupta de la revolución bolivariana. Es obvio que hay en esta revolución gente decente comprometida con ayudar a la gente. Pero también se ha presentado el fenómeno de una neo-burguesía y una nueva clase política dominante que aprovechando el dinero del estado se ha enriquecido y ostenta un comportamiento impensable en un verdadero revolucionario socialista. El autor llama a este comportamiento el socialismo-Gucci.

Pero lo más importante es que al final se refiere a cómo los prejuicios nos han hecho olvidar el respeto por los demás. No importa de que lado se esté es imperativo que recuperemos el valor del respeto por el otro. Ello se traduce en el lenguaje y también en los estereotipos fáciles, en las generalizaciones que nos quitan la posibilidad de rasguñar la superficie y descubrir lo que hay por debajo. Es una responsabilidad que tienen de forma esencial los medios quienes pueden jugar el rol de mayor impacto en reducir la polarización de la cual está tan cansada la mayoría. Pero es también responsabilidad de todos hacer el esfuerzo por recuperar aquellos valores que nos hacen gente decente.

Los espacios comunicacionales hacen un esfuerzo notable por desnudar la hipocresía moral del socialismo-Gucci, pero muy pocas energías se han dedicado a explorar con sinceridad la topografìa espiritual de esa parte de la sociedad que aún es receptora pasiva de los medios…

Nosotros pensamos que esa tarea aún está pendiente, y la habremos comenzado cuando ya no se escuchen a bonitas locutoras repudiando a aquellos que reciben “bolsitas de comida” por ir a una marcha, cuando dejemos de utilizar epítetos degradantes para referirnos al revolucionario humilde, que no tiene nada que ver con el potente chavista cercano a la sabrosura del poder.

2 comentarios en “Encontrar, recuperar el respeto

  1. Ojala comencemos a recuperar esos valores olvidados y empecemos de nuevo a respetarnos. Creo que aun hay mucho rencor de lado y lado, y probablemente nos tomara tiempo llegar aunque sea a la tolerancia.

Los comentarios están cerrados.