La bomba de Fedecámaras y la toma del Arzobispado

Lina Ron acompaña a un grupo que toma el arzobispado y entre otras cosas pide:

1. que se considere mártir al que estaba poniendo la bomba porque luchaba contra el imperio.

2. que se averigüe cómo es que el señor que puso la bomba en Fedecámaras terminó descuartizado por la explosión pero los panfletos, su cartera, etc., no.

Sobre lo primero. ¿Qué tiene de martirio, la muerte accidental mientras se está cometiendo un crimen que pudo haber ocasionado más muertes y tragedia completamente innecesarias en un país que aún no ha abandonado sus actitudes superficiales nuevoriquistas? Si la lucha es contra el imperio ¿por qué no se fueron a la embajada de Estados Unidos, guarnecida por marines? Supongo que era más fácil joder a un viejo vigilante que a unos hipersoldados.

Sobre lo segundo, no creo que haya nada que averiguar y el gobierno ni se va a molestar. Porque si aparecieron cosas que no debieron estar allí fueron las mismas fuerzas del orden las que las pusieron.

La bomba dejó al descubierto el compromiso de elementos de la fuerza policial con acciones de violencia terrorista. El muerto era policía y llegó con policías, quienes por lo visto son guerrilleros de Venceremos. Guerrilleros tombos, lo que nos faltaba. Puesto esto en evidencia, nuestro mandatario se deslinda rápido de la líder y la acusa de estar infiltrada. Si el atentado hubiera tenido éxito, sin muertos “revolucionarios” me pregunto que hubiera dicho el presidente. La acusación de estar infiltrados por supuesto es refutada pero además deciden callarse la boca para no contradecir al comandante.

Lina Ron además pidió que se dejaran de allanar hogares en el 23 de enero a raíz de la bomba y que se hagan en el Este para buscar paramilitares infiltrados… (¿porqué no también FARC? No lo sé. En todo caso ¿qué tienen que ver los paramilitares con las acciones en Fedecámaras?).

No creo realmente que Chávez esté involucrado en esos actos de terrorismo. Los allanamientos del 23 de enero sólo me hacen pensar que Chávez desea contener a los que quieren radicalizar un proceso cuestionando su autoridad. Preludio a que terminen de desconocerlo como comandante de una revolución que va palo abajo gracias a la corrupción y el incumplimiento de promesas. A que le tilden de traidor. ¿Viene un chavismo radical sin Chávez? ¿Se cumplirán las amenazas de violencia que tanto ha vociferado nuestro mandatario? ¿Pero fuera de su control, viniendo de adentro, de sus filas y encauzadas al final contra él? Porque ¿qué sentido tiene un terrorismo contra instituciones debilitadas y poco credibles? ¿A quién apuntarán luego? ¿La sede de AD, PJ o COPEI… o la de alguna alcaldía que en comparación con todo el resto del país, el estado y sus poderes es una cuota de poder pírrica en manos de unos poquitos pichones de líderes?

Como dice Urosa, los objetivos de la revolución “deberían ser combatir la pobreza, el dengue y la situación de falta de viviendas, en medio de una bonanza económica.

Poner una bomba en Fedecámaras puede que sea un acto simbólico, pero realmente no guarda ninguna trascendencia más allá de la momentánea noticia. Fue desperdiciado el martirio del policía-guerrillero. Muerte que solo valió unos regaños del presidente.

2 comentarios en “La bomba de Fedecámaras y la toma del Arzobispado

  1. Que lo que dice esa delincuente lo diga un opositor en contra de VTV y ya veras como en menos de 5 minutos esta preso…..

  2. Pingback: vzlablogs.com

Los comentarios están cerrados.